Reducir y Reutilizar

Entre 1960 y 2008 la cantidad de residuos que crea cada persona casi se ha duplicado desde 2,7 a 4,5 libras por día. La manera más efectiva para detener esta tendencia es mediante la prevención de residuos en primer lugar.

La prevención de residuos, también conocido como “reducción de la principal fuente”, es poner en práctica el diseño, la fabricación, las compras o utilizar la materia (como los productos y el embalaje en sí), de manera que reduzcan la cantidad o toxicidad de la basura ya creada. La reutilización de dichos elementos es la manera de frenar la generación de residuos principales debido a que, retrasa o evita la entrada de esos productos a la rueda de la recogida de basuras y el sistema de eliminación.

La reducción de esa fuente, incluida la reutilización, pueden ayudar a reducir la eliminación de residuos y costes de manipulación, ya que del mismo modo, se evitan los costes del reciclaje, la transformación municipal, los vertederos, y la quema o combustión. La reducción de la principal fuente también conlleva a conservar recursos, reducir la contaminación, incluiyendo los gases de efecto invernadero, que contribuyen al calentamiento global.

Datos sobre reducción de la fuente y la reutilización

  • Más de 55 millones de toneladas de Residuos Sólidos Urbanos se han reducido en EE.UU. en el año 2002; el último año del que hay cifras disponibles.
  • Los recipientes y envases representaron el 28% de la fuente de materiales reducidos en el año 2000 aproximadamente, además de los bienes no duraderos o mejor dicho, perecederos como por ej. periódicos y ropa a un 17%. Los productos duraderos como son electrodomésticos, muebles y pneumáticos sobre un 10%. Y los Residuos sólidos urbanos como son restos de comida y de la poda de árboles etc. a un 45%.
  • Hay más de 6,000 centros de reciclaje en todo el país, que van desde programas especializados para los materiales de construcción o materiales que no sean necesarios en las escuelas a programas locales, como el denominado “Goodwill” y el “Ejército de Salvación”, según la organización para el Desarrollo de la reutilización o reciclaje.
  • Entre el 2 y el 5% del flujo de residuos es potencialmente reciclable de acuerdo con estudios locales en Berkeley, California y Leverett en Massachussets.
  • Desde 1977, el peso de las botellas de plástico de refrescos de 2L. se ha reducido de 68 gramos cada una a 51 gramos. Eso significa que 250 millones de libras en plástico al año se han mantenido fuera de la corriente de Residuos.

LOS BENFICIOS DE LA REDUCCIÓN

Preserva los Recursos Naturales: Los desechos no se crean inmediatamente después de que los consumidores se desazcan del producto. A lo largo de todo su ciclo de vida, desde la extracción de materias primas hasta el transporte pasando por la transformación e instalaciones adecuadas para la fabricación y el uso se generan residuos. Reciclando productos o volviendo a fabricar un producto a partir del reciclaje, los residuos disminuyen drásticamente. De allí que en última instancia, menos materiales tendrán que ser reciclados y llevados a vertederos para proceder a su combustión.

Reducir la toxicidad de los residuos: Seleccionar elementos no peligrosos o, en su caso, menos peligrosos es otro componente importante en la reducción de la primera fuente de residuos. El uso de alternativas menos peligrosas para ciertos productos, como son los productos de limpieza y pesticidas, reciclandolos en su contenedor correspondiente, la lectura rigurosa de las instrucciones de la etiqueta del producto cuidadosamente y utilizando la menor cantidad posible son maneras de reducir la toxicidad de los residuos.

La reducción de Costes: Los beneficios de la prevención de los residuos van más allá de depender en otras formas alternativas de reducir los mismos. La prevención también significa un gran ahorro económico para la comunidad, las empresas, las escuelas y a fin de cuentas, para los consumidores individuales.

Comunidades: Más de 7,000 comunidades han establecido el programa “Pay-as-you-throw” donde los ciudadanos pueden pagar por cada bolsa de basura y no a través de una base imponible o impuesto o una tarifa plana. Cuando estos hogares reducen el vólumen de residuos que generan, eso significa que, disponen de menos basura y por tanto pagan menos.

Empresas o Negocios: La Industria también tiene un incentivo económico para poner en práctica la reducción de residuos. Cuando fabrican con menos embalajes, compran menos materias primas. Lo que conlleva a un disminución de los costes de fabricación, traducido a un mayor margen de beneficios con ahorros que pueden llegar incluso al consumidor final.

Consumidores: Los consumidores también pueden participar en los beneficios económicos del reciclaje. La compra de productos a granel, con un mínimo de envases o que se puedan volver a utilizar, a menudo significa un ahorro de costes. Resumiendo, lo que es bueno para el medio ambiente también puede ser bueno para el bolsillo.

3 Responses

  1. Anónimo dice:

    me llamo yubisaida este documento me ayuda mucho en la escuela

  2. Anónimo dice:

    si es muy importante la iniciativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.